Cerca de 9.000 presos sin sentencia ejecutoriada abrieron hoy en una votación por anticipado los comicios presidenciales y legislativos en Ecuador, donde el domingo están llamados a las urnas unos 11,6 millones de votantes en el país andino y en el extranjero.

En Ecuador las personas en prisión preventiva tienen la obligación de votar, mientras que las que cumplen condena carecen del derecho al voto, según la Constitución.

Un total de 8.963 personas están llamadas a las urnas hoy en 53 centros penitenciarios del país, informó a Efe un portavoz del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Sus votos se trasladarán hoy a las delegaciones electorales provinciales, donde permanecerán sellados bajo custodia de las Fuerzas Armadas hasta que se inicie el escrutinio general el domingo a las 17.00 (22.00 GMT), cuando cierren las urnas, explicó el funcionario.

Las papeletas para el sufragio están ya en su mayoría en las delegaciones provinciales y se entregarán a los recintos de votación el sábado por la tarde o el propio domingo por la mañana, indicó.

Unos 11,6 millones de ecuatorianos están convocados para elegir a sus próximos presidente y vicepresidente, los 137 legisladores de la Asamblea Nacional y los cinco representantes del país al Parlamento Andino, un órgano asesor que integran Bolivia, Colombia, Perú y el propio Ecuador.

Para presidente hay ocho aspirantes, incluido el actual mandatario, Rafael Correa.

Los candidatos cerraron ayer la campaña electoral y hoy comenzó el período de reflexión, durante el cual está prohibida "la difusión de publicidad electoral, opiniones o imágenes, en todo tipo de medios de comunicación, que induzcan a los electores sobre una posición o preferencia electoral", según el CNE.

Tampoco está permitida "la realización de mítines, concentraciones o cualquier otro acto o programa de carácter electoral".

Asimismo, hoy comenzó la llamada "ley seca", la prohibición de vender o consumir alcohol, cuya violación está penada con una multa de 159 dólares, y que estará vigente hasta 12 horas después del cierre de las urnas.