La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recomendó hoy a México que reduzca las barreras a la entrada de inversiones extranjeras en el sector de servicios e infraestructura.

El informe, presentado en Moscú y titulado "Reformas de Política Económica. La apuesta por el crecimiento", la OCDE señala que hasta el momento no se han tomado medidas para facilitar el acceso de inversiones, lo que afecta el comercio y desarrollo tecnológico del país.

La OCDE aconseja a las autoridades mexicanas disminuir las restricciones al capital extranjero en los sectores de transporte, telecomunicaciones y servicios financieros.

Además, destaca los bajos niveles de escolaridad, lo que impide mejorar el nivel de productividad y contribuye a un alto nivel de desigualdad social.

Al respecto, recomienda aplicar estándares nacionales a la enseñanza en materia de la educación primaria y secundaria, introducir un sistema de evaluación de los profesores, así como profesionalizar el sistema de preparación y selección de alumnos.

Una de las nuevas prioridades que plantea la OCDE ante México es reducir la protección del empleo en contratos formales a través de la flexibilización del procedimiento de contratación y despido.

Otra meta clave, según el informe, es mejorar el estado del derecho ya que "las debilidades en el sistema legal dañan la efectividad de los contratos y la seguridad de los derechos de propiedad, reduciendo el tamaño y la inversión de las empresas".

Al mismo tiempo, la OCDE admite que siete estados ya han empezado a implementar reformas judiciales desde 2010 para promover el uso de los juicios orales.

Entre los factores que afectan a la productividad y al empleo en el país y representan un lastre para su crecimiento económico, el informe destaca la estricta regulación de la competencia en los mercados, así como los costosos trámites de registro de entidades.

La OCDE recomienda reducir las barreras a la iniciativa empresarial y, en particular, a la creación de nuevas empresas para fomentar el empleo.

Además, propone "reducir las barreras a la entrada en operación de sectores de redes múltiples" y "reducir las restricciones a la inversión privada en la empresa petrolera nacional, PEMEX, y mejorar su gestión".

En relación a otros países de la OCDE, México no ha reducido la amplia brecha en el Producto Interior Bruto per cápita, generada por un nivel y tasa de crecimiento bajos de la productividad laboral, según el informe.