El gobierno boliviano conminó a una empresa española a invertir 56 millones de dólares en el mejoramiento de los tres mayores aeropuertos del país y aseguró que privilegiará la negociación antes de optar por anular el contrato.

"Tenemos una urgente necesidad de inversiones en los aeropuertos; en ampliación, mejora y recapamiento (reparación) de las pistas de aterrizaje y estamos en esos diálogos", dijo el vicepresidente Alvaro García en rueda de prensa el viernes.

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez, dijo por su parte que la filial boliviana del grupo español Abertis-Airports debe invertir este año 56 millones de dólares pero la compañía ofreció 36 millones.

Según Sánchez, Abertis no hizo las inversiones en los montos acordados desde 1997 cuando se privatizó la administración de los aeropuertos de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, las tres ciudades más grandes del país, pero la empresa española dijo que los planes de inversión fueron consensuados con las autoridades.

El sindicato de empleados de la compañía ha pedido el gobierno de Evo Morales anular el contrato con la española para que el Estado retome la administración. Sánchez dijo que esa opción está en estudio.

Según el funcionario, el valor de los tres aeropuertos es de 430 millones de dólares mientras que el patrimonio de la administradora española es de un millón.

Desde que asumió el gobierno en 2006, Morales nacionalizó varias multinacionales, la mayoría de capitales españoles. Repsol pasó a ser operadora de la petrolera estatal y en diciembre pasado nacionalizó una eléctrica de capitales españoles.

El gobierno también anuló contratos de dos gestoras de fondos jubilatorios, una de ellas de la española BBVA.