El primer ministro tunecino, Hamadi Yabali, tiene previsto reunirse hoy con los representantes de los partidos políticos para presentarles los resultados de sus contactos sobre su iniciativa de formar un Gobierno de tecnócratas, informó su oficina en un comunicado.

Yabali expresó ayer jueves su determinación de presentar la dimisión mañana sábado si no encuentra apoyos suficientes para sacar adelante su proyecto, que presentó el pasado día 6 tras la ola de protestas que siguió al asesinato del activista opositor Chukri Bel Aid.

El principal escollo de su iniciativa son las reticencias de su propio partido Al Nahda, mayoritario en la alianza gubernamental, así como las del Consejo por La República (CPR), socio en el Gobierno.

Ambas agrupaciones se han mostrado partidarias de un Ejecutivo político de Unión Nacional y el Nahda, además, ha convocado para mañana una concentración en el centro de la capital en apoyo de su legitimidad como partido más votado en las elecciones de octubre de 2011.

A pocas horas de la reunión, prevista para las 16.00 hora local (15.00 GMT) en el Palacio Dar al Diafa, de Cartago, dirigentes de Al Nahda y del CPR, del presidente del país Monsef Marzuki, aseguraron a Efe que se podría alcanzar un acuerdo entorno a una tercera vía.

Según una fuente del gabinete de comunicación de Al Nahda, esta tercera vía incluye que los ministerios de soberanía (Interior, Exteriores, Justicia y Defensa) sean administrados por tecnócratas, mientras que en el resto de carteras se de cabida a personalidades políticas.

La condición impuesta a estos políticos es que no se puedan presentar a los próximos comicios, según la fuente, que indicó que "quizá el primer ministro ceda" ante esta nueva propuesta.

La fuente precisó que de este modo el núcleo del Ejecutivo sería tecnócrata, como pretende el primer ministro, y Al Nahda y el CPR podrían mantener representantes en el Ejecutivo, lo que les permitiría, según indicó, salvar un poco la situación.

Además, la fuente dijo que si Yabali fracasa en su iniciativa y mañana presenta su misión, el partido volverá a confiar en él y a proponerlo para el cargo de jefe del Ejecutivo.

Por otra parte, el diputado del CPR Samir Ben Amor mostró su satisfacción por la marcha de los contactos con Yabali e insistió en que existe la "posibilidad de una tercera vía".

Según Ben Amor, su agrupación, que sigue defendiendo un gobierno mixto de tecnócratas y políticos, ha llegado a un acuerdo con el primer ministro, aunque no quiso avanzar ningún detalle.