'La Stampa' aseguró que habría tomado la decisión de renunciar después de haberse golpeado en la cabeza durante una gira que realizó.
El periódico italiano 'La Stampa' afirmó que durante la gira a Cuba y México en el 2012, los allegados del papa Benedicto XVI curaron su herida y no hicieron público el accidente que sufrió el líder espiritual.

Un superior eclesiástico testificó al medio italiano que "la mañana del 25 de marzo, durante la última jornada que iba a pasar en León (México), en casa de la religiosas capuchinas, el Papa se levantó y tenía la cabeza llena de sangre".

El prelado del séquito de Benedicto, agregó que el Papa "aseguraba que no se había caído sino que se había dado un cabezazo contra la pila del baño unas horas antes", agrega. "Se levantó en medio de la noche y, desorientado por el sueño y al no estar en su entorno habitual, no encontró al principio el interruptor y se propinó el golpe".

Los medios de comunicación no estaban al tanto del accidente debido a que el Vaticano no reveló la información y la herida se encontraba escondida bajo el bonete papal.

Laea la historia completa en MundoFox

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino