Corea del Norte advirtió hoy de que un endurecimiento de las sanciones de la ONU al país tras su tercera prueba nuclear equivaldría a una "declaración de guerra" y reiteró la amenaza de responder con ataques.

"Las sanciones contra la RPDC (Corea del Norte) son exactamente una acción de guerra y una declaración de guerra", señaló el Rodong Sinmun, periódico del Partido de los Trabajadores norcoreano, en información difundida por la agencia de noticias estatal KCNA.

El periódico consideró la prueba nuclear realizada el martes por el régimen de Kim Jong-un "el ejercicio del legítimo derecho a la defensa propia de un Estado soberano" y calificó como "un grave movimiento provocador" los llamamientos de Corea del Sur a endurecer las sanciones que la ONU ya impone al país.

Si el Consejo de Seguridad de la ONU "endurece persistentemente las sanciones al acatar las políticas de EEUU, sólo provocará un despiadado ataque de venganza" de Corea del Norte, aseguró el diario, en la retórica bélica que emplean habitualmente los medios de este militarizado país.

El Rodong Sinmun avanzó que los supuestos ataques norcoreanos de represalias tendrían como objetivo "los bastiones de todas las formas de sanciones, incluyendo la inspección de buques y el bloqueo marítimo".

Las amenazas, similares a las realizadas -aunque no cumplidas- en otras ocasiones por el régimen norcoreano, se han producido después de que éste advirtiera ayer, también a través del Rodong Sinmun, que está "totalmente preparado" tanto para las sanciones como para la guerra.

Asimismo, Pyongyang amenazó con tomar represalias contra Estados Unidos y sus aliados si el Consejo de Seguridad, bajo la presión ejercida por éstos, impone nuevas medidas de castigo.

Corea del Norte realizó el martes en la base de Punggye-ri, al nordeste del país, su nueva prueba nuclear, la tercera tras las llevadas a cabo en 2006 y 2009, lo que le ha reportado la condena de la ONU gran parte de la comunidad internacional.

Tanto EEUU como Corea del Sur han hecho llamamientos al Consejo de Seguridad de la ONU para que tome cuanto antes nuevas medidas sancionadoras contra el régimen de Kim Jong-un.