Austria anunció hoy que ha detectado carne de caballo en alimentos precocinados que aparecían etiquetados como elaborados con carne de ternera, según la Agencia de Salud y Seguridad Alimentaria (AGES).

Este organismo indicó que en los controles alimentarios, reforzados en los últimos días, se encontró una parte no declarada de carne de caballo en comestibles preparados.

El producto en cuestión se llama "Tortelloni Rindfleisch", del fabricante alemán Gusto, que se podía adquirir en la cadena de supermercados Lidl.

El Ministerio de Salud ha pedido a las autoridades de todas las regiones del país que adopten medidas especiales de control en los productos de consumo de venta al pormenor, como lasañas, hamburguesas o productos elaborados con carne de ternera.