Las ventas mundiales de teléfonos móviles cayeron 1,7% el año pasado, debido a que las turbulencias económicas redujeron el interés de los consumidores, según la firma de investigación Gartner.

El descenso anual fue el primero en las ventas de celulares desde 2009, según Gartner. Las ventas de 2012 ascendieron a 1,75 millones de unidades, lo que significa que una de cada cuatro personas en el planeta compró un celular nuevo el año pasado.

Una firma de investigación rival, IDC, dijo el mes pasado que las ventas crecieron un 1,2% el año pasado.

Pese a sus diferencias, ambas empresas coincidieron en que la venta de teléfonos multifuncionales creció rápidamente, mientras que la venta de teléfonos sencillos disminuyó en un número más o menos igual.

La surcoreana Samsung Electronics es la fabricante más grande de teléfonos del mundo, seguida por la finlandesa Nokia Corp. y la estadounidense Apple Inc., de acuerdo con ambas firmas de investigación.