Una veintena de estudiantes se encadenaron el jueves en las cercanías de la Embajada de Cuba en Caracas para protestar por la ausencia de dos meses del presidente Hugo Chávez, que permanece en La Habana, y contra lo que consideran como la "injerencia" del gobierno cubano en Venezuela.

Utilizando cadenas, cuerdas y candados, que les rodeaban sus cuerpos, unos 20 jóvenes universitarios se apostaron en medio de una calle cercana a la sede diplomática cubana, en el este de la capital, y se acostaron en colchonetas en el piso en señal de protesta.

Varias decenas de guardias nacionales con escudos antimotines y policías nacionales rodearon los alrededores de la Embajada de Cuba para impedir el avance de los estudiantes y de un grupo de opositores que se concentró en el lugar para expresar su respaldo a la protesta.

"No podemos seguir en la incertidumbre y la deriva que ha vivido el pueblo venezolano a finales del 2012 y lo que va del 2013" por la ausencia del presidente Chávez, dijo a la AP la dirigente estudiantil Gabi Arellano, al explicar las razones que llevaron a los universitarios a iniciar la protesta.

"Exigimos respecto a la soberanía. Nosotros no queremos más injerencia cubana en los asuntos de Venezuela", indicó Arellano, miembro del consejo universitario de la Universidad de los Andes.

La dirigente informó que los estudiantes se mantendrán encadenados en la cercanía la sede diplomática hasta que las autoridades atiendan sus reclamos.

Durante el mediodía un grupo de estudiantes trató de avanzar hacia la Embajada de Cuba para entregar un documento de protesta, pero fue reprimido por guardias nacionales y unos siete manifestantes fueron retenidos por algunas horas. Algunos empleados de medios locales denunciaron que cuando intentaban darle cobertura a la protesta fueron agredidos por los militares.

El gobierno no ha emitido de momento comentarios sobre la protesta.

Chávez, de 58 años, permanece desde hace dos meses en La Habana a donde viajó el 10 de diciembre para someterse un día después a una compleja operación por la reincidencia del cáncer.

Desde hace dos meses Chávez no ha aparecido en público ni ha emitido declaraciones, lo que ha alimentado las dudas sobre su estado de salud.

El vicepresidente Nicolás Maduro anunció en la víspera Chávez luego de superar el postoperatorio, está siendo sometido ahora a tratamientos complementarios "sumamente complejos y duros", pero no ofreció detalles.

El gobernador del estado central de Miranda y ex candidato presidencial, Henrique Capriles, se quejó el jueves de la prolongada ausencia de Chávez, y dijo que si "una persona puede firmar (una medida de devaluación), ah, no va a poder hablarle al país y explicarle algo tan grave como esto".

Capriles indicó que los venezolanos se preguntan que si el mandatario no aparece "entonces ustedes (el gobierno) están mintiendo. Entonces no es verdad que el presidente habla y firma. Ustedes están forjando (una) firma, ustedes están mintiéndole a los venezolanos utilizando la firma del presidente para justificar todas las barbaridades que están haciendo".