Varias decenas de uruguayas y uruguayos sumaron hoy sus pasos de baile a la campaña "One Billion Rising" para erradicar la violencia contra las mujeres y niñas con una reunión en un parque de Montevideo en la que se practicaron coreografías con el fin de "romper cadenas".

De una forma un poco tímida al principio, pero cobrando ímpetu a lo largo de la tarde-noche, mujeres y hombres dispuestos a bailar por la causa se sumaron a esta primera celebración del V-Day en consonancia con los más de 190 países del mundo que anunciaron su participación en este evento.

Según explicó a Efe Patricia Antuña, una de las participantes y organizadoras del evento, la idea era sumar gente "con la alternativa de la música, el canto y el baile" a la iniciativa que pedía juntar en un mismo día a mil millones de personas para contrarrestar el número de mujeres y niñas que será violadas o abusadas de algún modo a lo largo de sus vidas.

"La idea es cambiar una cultura que habilita y permite estas cosas, las violaciones y abusos, mostrando que las mujeres que sufren esto, que son casi todas, ni están solas ni son culpables ni tienen porqué quedarse calladas", afirmó Antuña.

Los participantes en el acto pudieron disfrutar además de un taller de hip-hop ofrecido por voluntarios, así como de un espectáculo de danza del vientre y otro de candombe, antes de ponerse a practicar el baile que se repitió por todo el planeta por el V-Day.

Para Silvia, una de las mujeres que acudió a bailar, su presencia en el parque se debía a que tiene dos hijas pequeñas y quería dejarles un país "donde las respeten".

"Yo soy víctima de violencia doméstica, para mí es peor lo que pasó dentro de casa que lo que pasa en la calle, pero hoy por hoy no puedes pasar sin que te digan groserías porque te quieras pintar o arreglar para ti como te de la gana. Y eso te quita la libertad por completo", añadió.

El V-Day fue creado por la escritora del Off-Broadway "Monólogos de la Vagina", Eve Ensler, para recaudar fondos para su fundación de lucha contra esa lacra social.