Un joven de 16 años murió hoy durante los enfrentamientos entre manifestantes y policías en el pueblo de Al Daih, al oeste de Manama, informó el partido chií Al Wefaq, principal formación opositora, en un comunicado.

El joven Husain al Yazeri falleció en el hospital debido a las heridas sufridas en el estómago por disparos de balines de la policía antidisturbios.

En la nota, Al Wefaq denuncia "la violencia exagerada" que están empleando las fuerzas del régimen para dispersar las manifestaciones de la oposición.

El Ministerio del Interior bareiní confirmó en twitter la muerte hoy de una persona: "La sala de operaciones principales ha recibido un aviso del Hospital de Suleimaniya (en Manama) que habla del ingreso de un herido, y después han descubierto que estaba muerto. La Fiscalía General ha informado del suceso".

En otro tuit, el Ministerio señaló que "hay disturbios y cierre de calles en algunos pueblos y las fuerzas del orden intentan mantener la seguridad y recuperar la normalidad".

Baréin vive hoy el segundo aniversario del inicio de las protestas antigubernamentales con una jornada de huelga general y la convocatoria de manifestaciones.

Desde el 14 de febrero de 2011, unas 115 personas han muerto, 2.000 han sido detenidas y más de 2.000 han perdido sus puestos de trabajo por participar en las protestas, según datos de la oposición.

Baréin, un pequeño reino de mayoría chií, es escenario desde hace dos años de manifestaciones para pedir reformas políticas que han sido reprimidas por la monarquía suní gobernante.