El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz, designó hoy a su sobrino, el príncipe Jaled bin Bandar, nuevo gobernador de Riad, un puesto destacado en la jerarquía del reino y que ha sido ocupado en el pasado por varios herederos a la corona.

El príncipe Jaled es licenciado de la Academia británica de Sandhurst y era comandante de las fuerzas terrestres del Ejército saudí desde 2011, informó un comunicado del Gabinete Real.

Jaled bin Bandar sustituye en el puesto a su tío, el príncipe Satam bin Abdelaziz, que falleció el martes pasado a los 72 años de edad, y se convierte en el primer nieto del fundador del país, el rey Abdelaziz, en desempeñar este cargo.

El anterior gobernador de Riad fue el ahora príncipe heredero, Salman bin Abdelaziz.

Asimismo, el monarca nombró a uno de sus hijos, el príncipe Turki bin Abdalá, como vicegobernador de Riad, en reemplazo del príncipe Mohamed bin Saad, que presentó su renuncia.

El rey saudí ha comenzado a designar en los importantes cargos del reino a miembros de la tercera generación de la dinastía Al Saud, nietos del fundador del reino saudí, Abdulaziz al Saud, (1880-1954).

Entre ellos destacan los hermanos Mohamed bin Nayef, ministro del Interior, y Saud bin Nayef, gobernador de la región de Al Sharquiya; y el príncipe Faisal bin Salman, gobernador de la ciudad santa de Medina.