El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el exbanquero Guillermo Lasso, ambos candidatos en los comicios del próximo domingo en el país andino, avivaron hoy un pulso respecto a una reunión que mantuvieron en 2006, en la que el actual mandatario supuestamente pidió un aporte económico para su campaña.

Lasso reveló que Correa le pidió apoyo económico cuando él era candidato en las elecciones en las que llegó por primera vez al poder, en 2007, e instó al presidente a revelar detalles.

"Por delicadeza, más detalles de la reunión que los cuente él", dijo hoy el exdirector del Banco de Guayaquil en una entrevista radial.

Lasso ha criticado lo que considera "doble discurso" del ahora gobernante, que en 2006 "pedía apoyo económico a los banqueros, y ahora ataca a la banca y ataca al banquero".

Correa, que dejó la Presidencia temporalmente para dedicarse a la campaña, le respondió hoy, al indicar que jamás ha negado que se realizara la reunión de 2006.

También señaló que por principio "sagrado, grabado en piedra", el candidato Rafael Correa, a nivel personal, "jamás" habla de aportes y "jamás recibe 20 centavos".

También señaló que si Lasso ha hecho alguna aportación a su movimiento político, Alianza País, debe tener un certificado de donación y debe constar en su correspondiente declaración de impuestos, "si no son fondos de origen ilegítimo", aseveró.

Se anticipó a que Lasso pudiera decir que no donó él directamente sino una empresa y lo emplazó a que señale quién entregó el dinero y que muestre el certificado de donación.

El presidente apuntó que el día del encuentro hablaron de la banca y él le expuso a Lasso lo que pensaba hacer en su eventual administración.

Correa hizo sus comentarios después de que en varias oportunidades Lasso dijera públicamente que "lo autorizaba" a revelar los detalles del encuentro.

"Yo también le autorizo (a Lasso), digan lo que conversamos ese día", apuntó Correa en la televisión Gama.

Correa y Lasso son dos de los ocho candidatos presidenciales para los comicios del próximo domingo, que cerrarán hoy su campaña proselitista.