Delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la ex senadora Piedad Córdoba partieron el jueves temprano en automóvil hacia una zona del suroeste del país en busca de retenidos de las FARC y que esa guerrilla anunció que dejará en libertad.

La comitiva de dos vehículos partió temprano desde la ciudad de Cali, en el departamento de Valle del Cauca y a unos 300 kilómetros al suroeste de Bogotá y con un destino que se mantiene en reserva por razones de seguridad.

"El operativo comenzó. Todo va como previsto", dijo en diálogo telefónico María Cristina Rivera, vocera de la CICR.

Dijo que no podía anticipar la hora en la que se concretaría la liberación y el regreso de la comitiva a Cali.

En un comunicado divulgado el 2 de febrero, las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron que liberarían a los policías Víctor Alfonso González, de 26 años, y Cristian Camilo Yate, de 21, secuestrados el 25 de enero en una zona de Valle del Cauca, mientras adelantaban tareas de inteligencia. También anunciaron que dejarían en libertad al militar Josué Alvarez Meneses, de 19 años, que retuvieron durante un combate con tropas del Ejército el 29 de enero en el municipio de Policarpa, departamento de Nariño y a 530 kilómetros al suroeste de Bogotá.

"Estoy ansiosa, angustiada, no tengo ni palabras", dijo en entrevista telefónica Magda Rocío Sánchez, madre del policía Yate, el mayor de dos hermanos, y quien estaba en una sede policial en Bogotá a la espera de la entrega de su hijo.

La ex senadora Córdoba, a quien las FARC han entregado más de 20 secuestrados entre uniformados y policías desde el 2008 y hasta el año pasado, ha explicado que los operativos de liberación serían dos, en distintos puntos del país y que desconocía cuál de los retenidos quedarían libre primero y cuáles en el segundo, previsto para el sábado.

Por su parte el general Jorge Humberto Jerez, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, que opera en aquella región, dijo en la jornada que desde las 6:00pm del miércoles (2300GMT) están suspendidas todas las operaciones militares, una demanda de seguridad exigida por los insurgentes para la liberación.

"Nosotros queremos que se cumpla esa (la liberación) sin problemas y facilitar la liberación de estas personas que nunca debieron estar secuestradas", dijo el oficial en entrevista telefónica.