Con goles de Carlos Esquivel y Edgar Benítez en la segunda mitad, Toluca remontó un marcador adverso y venció el miércoles 2-1 a Boca Juniors en el mítico estadio La Bombonera por el Grupo 1 de la Copa Libertadores.

Fue un inicio sensacional para el equipo mexicano dirigido por Enrique Meza, amansando el eufórico ambiente en el feudo argentino y a un oponente que fue de más a menos.

Boca arrancó con la ventaja con un gol del uruguayo Santiago Silva, al convertir un penal a los 22 minutos.

Toluca, sin embargo, no se amilanó y con Sinha como director de orquesta en el mediocampo empezó a generar situaciones de peligro que hicieron trabajar a destajo a Agustín Orion, el portero de Boca.

Orion tapó un penal a Carlos Rodríguez a los 50 minutos. Pero la ambición y entrega de los "Diablos Rojos" encontró recompensa cuando Esquivel igualó a los 58 y el paraguayo Benítez selló la victoria a los 72.

Totalmente anestesiado, Boca no encontró respuesta al transcurrir los minutos finales, salvo un furibundo remate de Lucas Viatri que pegó en un poste.

Luego de sufrir una derrota 4-1 ante Tigres el fin de semana por el torneo Clausura de México, Toluca llegó a Argentina con la moral tocada.

"Jugar acá es complicado, sobre todo porque Boca es un equipo de mucha tradición, y veníamos de una racha mala en el campeonato local. Pero afortunadamente sacamos el orgullo", afirmó Sinha, el volante brasileño nacionalizado mexicano e histórico jugador de Toluca.

Juan Román Riquelme, el histórico volante de Boca, vio el partido desde un palco. Riquelme arregló recién el viernes pasado su vuelta al equipo — campeón de la Libertadores en seis ocasiones — y aún no está en condiciones para jugar.

Cumplida la primera fecha del grupo, Toluca lidera con tres puntos. Barcelona de Ecuador y Nacional de Uruguay, que el martes igualaron 2-2 en Montevideo, le siguen con un punto. Boca cierra con cero.