Roger Federer avanzó el miércoles sin apuros a la segunda ronda del torneo de Rotterdam con un triunfo 6-3, 6-1 sobre Grega Zemlja.

El suizo, dos veces campeón del torneo en Holanda, llevaba dos semanas sin jugar luego de perder ante Andy Murray en las semifinales del Abierto de Australia, y se notó algo fuera de ritmo al comienzo del encuentro.

Su oponente esloveno perdió apenas un punto en sus dos primeros saques, y luego provocó dos puntos de quiebre en el saque de Federer en el cuarto game.

Sin embargo, Federer salvó ambos puntos de quiebre, le robó el servicio en el siguiente game y después en el noveno, para llevarse la primera manga.

El segundo fue un paseo para el suizo, que ganó el duelo en 58 minutos.

Federer reconoció que necesitó algo de tiempo para calentar motores y acostumbrarse a las condiciones de la arena Ahoy.

"Jugar bajo techo es distinto. Es más caluroso, así que la pelota vuelta más y cuesta un poco acostumbrarse", comentó el suizo. "Los primeros (partidos) nunca son fáciles. Pero estoy contento por estar de vuelta y jugando bien".

El francés Gilles Simon se metió a los cuartos de final con un triunfo 6-3, 6-1 sobre el italiano Matteo Viola, mientras que el galo Julien Benneteau superó 6-1, 6-3 a Victor Hanescu.