La petrolera argentina YPF anunció el miércoles que aumentó 2,5 por ciento la producción de crudo y logró una importante merma en la importación de combustibles durante los primeros siete meses de gestión estatal en 2012.

El presidente de la compañía, Miguel Galuccio, destacó en un acto junto a la presidenta Cristina Fernández que por primera vez en una década se logró revetir la curva declinante y estabilizar los niveles de producción.

Galuccio recordó que en 2011, bajo la gestión de la española Repsol, la producción de crudo cayó 8 por ciento.

El gobierno argentino expropió a principios de 2012 el 51 por ciento de las acciones de YPF que estaban bajo control de Repsol.

La compañía presentará en marzo los resultados del cuarto trimestre de 2012, pero Galuccio adelantó un crecimiento de 2,6 por ciento en la producción de combustibles contra una caída de 6,9% en 2011. Al mismo tiempo resaltó que YPF dejó de importar el año pasado el 54% de naftas y 33% de gasoil respeto a 2011.

La reducción de las compras externas de combustibles fue uno de los principales desafíos que se fijó el gobierno al tomar el control de YPF luego de desembolsar más de 10.000 millones de dólares en ese ítem durante 2011.

Galuccio también reconoció una merma de 2,3 por ciento en la producción de gas, pero la consideró menor comparada con la caída de 11% en 2011.