Nada supera a un mensaje político cuidadosamente elaborado como un acto improvisado. Muchos parpadeos y tropezones, demasiado humanos, fueron la perdición de los políticos incluso antes de la era de las redes de socialización en internet y de que el sorbo desesperado del senador estadounidense Marco Rubio a un vaso de agua fuera visto en todo el mundo.

El extraño movimiento de Rubio para alcanzar una botella de agua mientras daba la respuesta del Partido Republicano al discurso del presidente Barack Obama sobre el Estado de la Nación provocó rápidamente una ola de comentarios en Twitter, causó risas nerviosas en los programas matutinos de la televisión y se convirtió en tema de conversación al día siguiente.

El senador por Florida es considerado un potencial candidato presidencial para 2016, y su refutación al discurso de Obama, televisada a nivel nacional, se consideraba un gran paso. El miércoles se mofó del momento en que bebió agua de una botella de Poland Springs.

"Ya sabes, cuando uno da un discurso, uno tiene el podio y el agua está ahí, pero cuando no, entonces empiezas a buscar alrededor y piensas '¿de dónde voy a sacar agua?''', dijo Rubio al programa "Fox and Friends", de Fox News Channel. El legislador describió que estaba demasiado sediento para seguir hablando después de un largo día de trabajo y de grabar por anticipado el discurso en español.

"Mi boca se secó, ¿qué puedo decir?", agregó.

Rubio utilizó su discurso para promover los dogmas republicanos sobre gobierno limitado y crecimiento económico. Criticó también el primer mandato de Obama en materia de impuestos y gasto. Parecía estar sudando bajo las luces resplandecientes. Fue entonces cuando se estiró de manera muy forzada hacia la izquierda para alcanzar el envase, mientras sus ojos seguían viendo fijamente a la cámara.

Dio un sorbo al agua y luego se alejó nuevamente de la cámara para bajar la botella.

La reacción instantánea en las redes sociales tomó una dirección bipartidista. Los demócratas se burlaron de Rubio y sugirieron que no estaba listo para un horario estelar. Los republicanos dijeron que fue un momento humano que el senador abordó con humor.

Momentos después de su discurso, Rubio tuiteó en broma una foto de la botella de agua.

Los momentos improvisados se presentan en ambos partidos. El extenso discurso de Bill Clinton en la Convención Nacional Demócrata en 1988 fue tan prolongado que hasta el ex presidente se rió de éste en "Tonight Show". Los fuertes suspiros de Al Gore dominaron la cobertura de uno de sus debates presidenciales con George W. Bush en 2000 y fue parodiado en televisión.

Algunos políticos literalmente se tropezaron frente al ojo público, entre ellos el ex presidente Gerald Ford, el nominado republicano Bob Dole y el candidato presidencial Gary Bauer.

___

Ken Thomas está en Twitter como http://twitter.com/AP_Ken_Thomas