Con las manos temblorosas y conteniendo las lágrimas, Félix Hernández firmó el miércoles un contrato de siete años con los Marineros de Seattle que lo convierte en el pitcher mejor pagado del béisbol.

Durante una conferencia de prensa, el derecho venezolano rubricó oficialmente su nuevo acuerdo por 175 millones de dólares. El contrato cubre los últimos dos años de su anterior contrato, cuya vigencia estaba contemplada hasta la temporada 2014, y añade cinco años hasta la temporada de 2019.

El "Rey Félix" fue recibido por el personal administrativo de los Marineros que acudió ataviado con las camisetas amarillas de "Kings Court" que se han convertido en una sección especial del estadio para todas sus aperturas. De inmediato se le hizo un nudo en la garganta, y en varias ocasiones dijo: "No voy a decepcionar a nadie".

El gerente general Jack Zduriencik dijo que Hernández recibió el visto bueno de los médicos de los Marineros antes de concretar el acuerdo.