El gobierno boliviano anunció que acelerará la aprobación de una ley contra los asesinatos de mujeres tras la muerte una periodista de televisión a manos de su ex esposo, informó el vicepresidente Alvaro García.

"Estamos en las últimas correcciones; nos esforzaremos para que tenga un tratamiento expedito y es posible que la siguiente semana ingrese al plenario" de las cámaras legislativas, dijo García el miércoles en rueda de prensa.

El teniente de policía Jorge Clavijo Ovando es buscado como sospechoso de asesinar el martes con 15 puñaladas a su ex cónyuge, Analí Huaycho, de 35 años, reportera de la televisora PAT, crimen que ha causado conmoción pública.

Clavijo ya tenía denuncias previas sobre violencia doméstica. Asesinó a Huaycho de la que estaba separado y en aparente estado de ebriedad hirió a su ex suegra en la casa de ambas y en presencia de su pequeño hijo de cinco años. Tras la agresión fugó del lugar. El caso ocurrió en un barrio de El Alto, ciudad vecina de La Paz el martes en la madrugada, dijo la policía.

Según García, el año pasado 120 mujeres fueron asesinadas en el país por sus parejas y más de cien mil denuncias de violencia doméstica llegaron a las comisarías, pero sólo 51 terminaron en sentencia, por falta de una ley de castigue estos crímenes.

El proyecto de ley en curso modifica el actual Código Penal que no reconoce la figura del feminicidio, asesinato de mujer por razón de género, e impone una pena de 30 años cárcel sin derecho indulto, máxima pena en el país y castiga toda violencia física contra la mujer con penas de 4 a 8 años de cárcel. Además creará un tribunal especial para atender esos casos. También incluye un polémico artículo referido a la castración química para violadores.