Shakhtar Donetsk no ha estado pasivo durante la pausa invernal en la liga ucraniana, en espera de la visita del Borussia Dortmund para el partido de ida por los octavos de final de la Liga de Campeones.

La pausa de tres meses no concluye hasta el 1 de marzo, pero Shakhtar ha estado jugando en amistosos, y ganado 10 de 12.

El equipo no tiene ausencias y está deseoso de mostrar a su nueva adquisición, el delantero brasileño Taison.

"Tenemos que seguir sin permitir goles en casa. Shakhtar se está preparando para este duelo como si fuese la final", dijo Taison tras un amistoso contra el Zenit de San Petersburgo en Dubai el 22 de enero.

Shakhtar avanzó en la Liga de Campeones a expensas del campeón defensor Chelsea.

Para llegar a cuartos de final por primera vez desde 1998, Dortmund va a tener que mostrar de nuevo el excelente juego que ha tenido como visitante, esta vez ante un rival formidable que está ganando rápidamente prominencia en Europa.

El club alemán además tendrá que recuperarse de un fracaso el fin de semana ante Hamburgo en la Bundesliga.

Dortmund estará sin el mediocampista Kevin Grosskreutz, que sufre de influenza, y el importante mediocampista defensivo Ilkay Guendogan, que tiene inflamación en un dedo de un pie.

Pero Shakhtar sabe lo pronto que Dortmund puede recuperarse.

"Hemos tenido experiencias positivas contra equipos alemanes", dijo el técnico de Shakhtar, Mircea Lucescu. "Pero Dortmund ganó el grupo más fuerte en la Liga de Campeones y eso te da una idea de lo buenos que son. Nadie en la Bundesliga tiene el estilo fluido y los pases que tiene Dortmund".

El zaguero de Shakhtar, Razvan Rat, dijo que la derrota reciente de Dortmund pudiera hacerle vulnerable.

"Su gran deseo de ganar pudiera llevar a errores", dijo Rat.

Dortmund ganó la Liga de Campeones en 1997 y llegó a cuartos de final la campaña siguiente. Shakhtar ha estado en octavos de final solamente una vez previa, en 2011, cuando llegó a cuartos.