Jude Law dice que el mayor reto que enfrentó mientras se preparaba para el nuevo thriller de Steven Soderbergh "Side Effects" fue psicológico: convencerse a sí mismo de que podía interpretar a un psiquiatra apropiadamente.

La película tuvo su estreno mundial el martes en el Festival de Cine de Berlín, donde compite por el Oso de Oro, el máximo premio del evento.

El actor británico encarna al psiquiatra que receta una nueva droga que está probando como parte de un acuerdo lucrativo con una gigante farmacéutica.

Law dijo a reporteros que tuvo que "superar la realidad de que no iba a poder ir a la escuela de medicina en el tiempo que tomó la preparación para este rol".

"No tenía ninguna relación con farmacéuticas ni un entendimiento de ellas", añadió.