Dos ex ciclistas rechazaron pedidos para analizar su ADN para ver si algunas de las bolsas de sangre confiscadas por la policía española como evidencia en el juicio por dopaje de la Operación Puerto están vinculadas con ellos.

Isidro Nozal, un ex ciclista de 35 años de los equipos ONCE, Astana y Karpin-Galicia, se negó a dar al tribunal permiso para analizar su ADN, diciendo simplemente: "No, no quiero".

Joseba Beloki, de 39 años y ex miembro de los equipos ONCE y Liberty, también declinó, y dijo que tendría que pensarlo.

Nozal y Beloki son dos de cuatro ex ciclistas profesionales españoles que ofrecían testimonio bajo careo por la jueza Julia Santamaría el martes.

Solamente Nozal admitió haber sido tratado por Eufemiano Fuentes, el doctor en el eje del caso.