Los correos electrónicos entre el despacho del senador Robert Menéndez y el Departamento de Seguridad Nacional describen los esfuerzos que efectuó en enero el legislador para impedir cualquier donación federal de equipo para inspección de carga al gobierno de República Dominicana, un evento que podría haber puesto en peligro un contrato de seguridad portuaria que beneficiaba a un estrecho colaborador y recaudador de fondos proselitistas de Menéndez.

Los correos electrónicos se dieron seis meses después de que Menéndez manifestara su inquietud sobre la seguridad portuaria del gobierno dominicano durante una audiencia en el Senado con funcionarios de alto rango de los departamentos de Estado y de Comercio.

En la audiencia y los correos electrónicos, Menéndez y su personal no mencionaron el nombre de la firma privada. Pero una empresa dirigida por el doctor Salomon Melgen, el principal donador de recursos de Menéndez, ha buscado hacerse de un lucrativo contrato de seguridad portuaria con el gobierno dominicano.

Los correos electrónicos fueron difundidos el lunes por el periódico New York Times.

Por separado, Menéndez reconoció la semana pasada que su despacho se había comunicado con agencias de salud estadounidenses en una forma que habría beneficiado a Melgen, cuyo jet privado fue utilizado por el legislador para efectuar dos viajes personales a República Dominicana.

Menéndez dijo que se puso en contacto con la agencia federal Centros para Servicios del Medicare y Medicaid (CMS por sus siglas en inglés) para preguntar sobre prácticas y políticas de facturación. Los contactos tuvieron lugar durante una disputa entre los CMS y Melgen. El FBI cateó en fecha reciente las oficinas de Melgen.

Menéndez también reconoció que voló en el avión privado de Melgen e inicialmente no pagó adecuadamente los viajes. El legislador dijo a la prensa que reembolsó unos 58.500 dólares de sus recursos personales. El asunto está en investigación en la Comisión de Etica del Senado.

El Times cito correos electrónicos de un ayudante no identificado en la oficina de Menéndez y dirigidos a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. El ayudante de Menéndez preguntó si Estados Unidos tenía intención de donar equipo para la inspección de carga al gobierno dominicano y advirtió que el uso de cualquier equipo de transferencia estadounidense podría ser obstruido por autoridades dominicanas.

El colaborador de Menéndez dijo que "el uso que hiciera el gobierno del equipo sería menos eficaz que el contratista externo. Mi jefe está preocupado de que el equipo de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza sea utilizado para esta segunda intención".

Las autoridades aduaneras aseguraron a la oficina de Menéndez que no había palanes para donar equipo de inspección.