Un grupo anarquista español autodenominado Comando Mateo Morral se responsabilizó el viernes de la colocación de una bomba casera en la catedral de La Almudena de Madrid, que fue desactivada por la policía.

El grupo dijo en internet que su objetivo era dañar a la "monarquía en sus lugares sagrados". La Almudena está situada junto al antiguo Palacio Real, en el centro de la capital española, y fue el lugar en el que se casaron los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz en 2004.

La policía señaló que concede "cierta credibilidad" al comunicado de la organización, pero aclaró que sigue investigando el suceso. De momento, no se han producido detenciones.

La policía desactivó el jueves una pequeña bomba casera encontrada en uno de los confesionarios de la catedral. El artefacto, oculto en una bolsa de basura, estaba compuesto de una bombona de gas, 200 gramos de pólvora, un kilo de tornillos para usarlos de metralla y un detonador.

El templo fue desalojado durante algunas horas. Pero la bomba, que fue calificada de "rudimentaria", no llegó a detonar.

Mateo Morral, como se hace llamar el supuesto comando, fue un anarquista español que atentó contra los reyes de España Alfonso XIII y Victoria Eugenia — abuelos del actual rey Juan Carlos — el día de su boda el 31 de mayo de 1906 en Madrid.

Desde el balcón de una pensión, Morral lanzó una bomba casera oculta en un ramo de flores contra la carroza en la que los monarcas recién casados paseaban y saludaban a la multitud.

El artefacto fue desviado por el tendido del tranvía y explotó entre la gente. Murieron casi 30 personas y un centenar resultaron heridas. Los reyes resultaron ilesos.