Los hijos que los inmigrantes hispanos han procreado en Estados Unidos tienden más que sus padres a identificarse como miembros del Partido Demócrata conforme se integran a la vida estadounidense, en un entorno de firmes vínculos con su herencia cultural pero con una actitud más liberal en asuntos sociales.

Un estudio de gran alcance, realizado por la organización Pew Research Center y publicado el jueves, desvela algunas de las dificultades del Partido Republicano después de las elecciones generales de noviembre, cuando el presidente Barack Obama ganó con el apoyo del 80% de los electores de comunidades no blancas y minoritarias. El informe explora el progreso socioeconómico y las opiniones de los estadounidenses llamados de segunda generación, en su mayor parte los latinos y asiáticos que nacieron en Estados Unidos después de que una ley de inmigración abrió en 1965 las fronteras de Estados Unidos a millones de personas no europeas.

"Lo que más sorprende de las últimas décadas es que los dos grupos en el corazón de la oleada moderna de inmigración —estadounidenses de ascendencia hispana y asiática— son cada vez más demócratas al paso del tiempo, al tiempo que echan más raíces en la sociedad estadounidense", señaló el vicepresidente ejecutivo de Pew, Paul Taylor, en una entrevista.

"Se dice que (el otrora presidente estadounidense) Ronald Reagan describió hace muchas décadas a los hispanos como 'republicanos que no lo saben todavía'. Bueno, es 2013, y al parecer todavía no se han dado cuenta", indicó.

De acuerdo con el reporte, los hijos adultos de los inmigrantes se están integrando como grupo a la sociedad estadounidense y prosperando generalmente mejor que los inmigrantes recién llegados, con ingresos regulares, alto nivel educativo y habilidad para hablar inglés con soltura. El llamado grupo de segunda generación presenta también mayores relaciones sociales con otros grupos raciales y minoritarios, incluyendo matrimonios interraciales.

Aproximadamente el 60% de los hispanos y asiáticos de la segunda generación se identifican como "típicos estadounidenses", porcentaje que es casi el doble de los inmigrantes de la primera generación con ese pensamiento. Al mismo tiempo, sin embargo, los grupos de la segunda generación conservan firmes vínculos con sus raíces ancestrales en un Estados Unidos cada vez más multicultural, en el que las mayorías se identifican en función del país de su familia, como mexicano-estadounidenses o con una referencia más general como asiático-estadounidense.

La investigación fue elaborada con base en un análisis que hizo Pew de la información del censo hasta marzo de 2012, así como de años anteriores, complementada con datos de encuestas de Pew como el Estudio Nacional de Latinos de 2011 y 2012 y la Encuesta Asiático-Estadounidense de 2012. Utiliza métodos demográficos y modelos comúnmente aceptados para dar seguimiento a la población de generaciones diferentes al paso del tiempo.

En un indicio de los problemas que enfrenta el Partido Republicano, la generación que incluye a los hijos adultos nacidos en Estados Unidos de inmigrantes latinos de más reciente ingreso giró políticamente a la izquierda respecto a los miembros de la generación de sus padres.

Entre los hispanos, el 71% de integrantes de segunda generación son demócratas o se inclinan por esa ideología, contra el 63% de la primera generación. Entre los asiáticos, el porcentaje también aumentó, de 49 a 52, aunque la diferencia carece de significado estadístico.

En cuando a una población más amplia, el 49% afirmó que son demócratas o se pronuncian por esa ideología.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino