Senadores demócratas dijeron el jueves que su propuesta para una reforma migratoria podría significar para los 11 millones de inmigrantes ilegales una espera de 10 años para solicitar la residencia permanente, un requisito previo a la naturalización.

El senador Dick Durbin, uno de los cuatro demócratas que presentó junto a cuatro republicanos una propuesta de reforma que condicionaría la naturalización de los indocumentados a la certificación de que la frontera es segura, dijo que los beneficiarios podrían permanecer con un estatus migratorio provisional durante una década.

"El proceso probablemente esté en el rango de los 10 años, y digo en el rango porque aún no lo hemos definido", dijo el senador durante una conferencia de prensa con periodistas hispanos. "Hay un elemento presupuestario, un elemento presupuestario de 10 años que guía nuestra decisión tanto como cualquier otro factor".

_________

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo