El flamante refuerzo del Milan, Mario Balotelli, estuvo involucrado en una discusión con la policía tras estacionarse indebidamente el jueves.

Según los informes de prensa, el delantero italiano fue al aeropuerto Linate de Milán a recoger a amistades y le pidieron que moviera su vehículo cuando se detuvo en una zona prohibida.

Balotelli movió su automóvil, pero volvió a estacionarse en otra zona prohibida. El futbolista recibió una multa por no tener los papeles de su seguro, y se enfrascó en una acalorada discusión con el policía.

Balotelli regresó a Italia la semana pasada tras ser transferido por el Manchester City por 20 millones de euros (27 millones de dólares).

El domingo debutó con el Milan con dos goles en el triunfo 2-1 sobre Udinese.