No es fácil vivir a la sombra de Radamel Falcao, la estrella colombiana a quien muchos consideran como el mejor delantero de área del mundo.

Pero esa es precisamente la suerte que le ha tocado a Jackson Martínez, quien reemplazó a Falcao en el ataque del Porto de Portugal y vive eclipsado por el "Tigre" en la selección colombiana.

A punta de goles, "Chachachá" Martínez empieza a brillar con luz propia, y el miércoles demostró que puede suplir sin problemas la ausencia de Falcao en la selección, al conseguir un doblete en el triunfo 4-1 sobre Guatemala en un partido amistoso en Miami, en el que no jugó el ariete del Atlético de Madrid.

Martínez venía de conseguir un triplete el sábado en el triunfo del Porto 4-0 sobre el Vitoria por la liga portuguesa, donde es el máximo artillero con 18 goles en 17 partidos, cifras que ni el mismo Falcao alcanzó con el equipo lusitano antes de emigrar el año pasado al fútbol español.

Falcao marcó 10 goles en 14 partidos en su primera campaña con el Porto.

"Cuando llegué al Porto se hablaron muchas cosas. Decían que no iba a alcanzar a hacer lo que hacía Falcao. Pero hoy me siento contento, porque más allá de haber puesto un récord, tengo la satisfacción de que estoy haciendo bien mi trabajo y estoy correspondiendo al porqué me contrataron", dijo Martínez a The Associated Press. "Todo esto tiene un gran significado porque cuando se llega a una liga como esta, con los deseos de conseguir cosas importantes, uno piensa que se va a demorar un poco, pero me he sentido bendecido y estoy disfrutando este momento".

Martínez arribó al Porto hace cinco meses procedente de Jaguares de Chiapas, donde jugó entre 2010-12 tras iniciar su carrera con Independiente Medellín.

"Es un delantero centro a la antigua usanza. Va bien de cabeza, es atlético. Se parece a George Weah", analizó recientemente Paulo Futre, una de las grandes figuras del fútbol portugués, al referirse al goleador colombiano y compararlo con la leyenda del fútbol de Liberia que tuvo un destacado paso por clubes como el Monaco, el Milan y Paris Saint-Germain.

Martínez, que esta temporada suma 26 goles en 29 partidos (18 de la liga de Portugal, tres en copas internacionales, dos en copas domésticas y tres con Colombia), indicó que su meta en este momento es ser campeón con el Porto y, "si Dios lo permite, quedar goleador de la liga".

Sin embargo, lamenta no ser titular en la selección de su país, donde pasa a un segundo plano en la preferencia del técnico José Pekerman.

"Es difícil porque es un equipo que tiene muy buenos jugadores y es un esfuerzo grande el que hacemos todos para estar en la selección, pero hay una autoridad en el equipo que decide quién es el que juega y quien no", señaló el delantero.

Pekerman destacó el valor de Martínez, como lo demostró el miércoles al sustituir a Falcao con una nota sobresaliente.

"Siempre está a la altura de lo que viene realizando y cada vez que lo necesita la selección él siempre ha puesto su cuota de gol y su capacidad deportiva", contempló Pekerman. "No es fácil, porque siempre tenemos que estar rotando a los delanteros"

"Chachachá", cuyo apodo le viene por el baile que hacía su padre que fue futbolista pero sin llegar a ser profesional, tiene contrato con Porto hasta 2016, y una cláusula de rescisión por 40 millones de euros.