El organismo antimonopolios de México aplicó una multa a la empresa de telefonía fija del magnate de telecomunicaciones Carlos Slim, la tercera sanción que establece contra empresas del hombre considerado como el más rico del mundo.

La Comisión Federal de Competencia informó el jueves en un comunicado que multó con 657 millones de pesos (unos 52 millones de dólares) a Teléfonos de México, conocido como Telmex, por considerar que incurrió en prácticas monopólicas al negarse a arrendar servicio en ciudades al interior de México a una empresa de telefonía mexicana.

En 2011, la comisión impuso dos sanciones, una de ellas de cerca de 1.000 millones de dólares a Telcel, la unidad de telefonía móvil de Slim también por presuntas prácticas monopólicas.

El órgano antimonopólico expresó que Telmex negó proveer servicios entre agosto de 2009 y junio de 2011 para enlazar llamadas locales y de larga distancia nacional a Axtel, el más grande competidor, a pesar de que ofrece estos servicios a otras compañías. La comisión puntualiza que Telmex controla la mayor parte de enlaces telefónicos en muchas localidades de México y la compañía está obligada por el gobierno de prestar servicio de arrendamiento para enlazar llamadas. Los comisionados decidieron imponer la multa por unanimidad.

"La negativa de trato constituye una práctica monopólica", dice el comunicado. "El pleno determinó que la conducta es de alta gravedad e intencional; además, Grupo Telmex es reincidente en este tipo de prácticas.

La telefónica de Slim tiene 30 días hábiles para interponer un recurso de reconsideración ante la propia comisión.