Un hombre que mantuvo a un niño de cinco años como rehén durante casi una semana en un búnker en Alabama antes de morir en un tiroteo con el FBI recibió "varios balazos", dijo el jueves el forense del condado.

El forense del condado Dale, Woodrow Hilboldt, dijo que tuvo acceso al búnker el miércoles por la noche. Hilboldt declaró muerto a Jimmy Lee Dykes, de 65 años, a las 8:58 pm.

"Tenía varias heridas de bala", le dijo Hilboldt a The Associated Press. El forense declinó precisar cuántos balazos recibió Dykes ni donde estaban las heridas. Dijo que el cadáver fue trasladado al laboratorio forense estatal en Montgomery, la capital del estado.

El cuerpo fue sacado del búnker el miércoles por la noche, dijo el jueves el agente del FBI Jason Pack horas después de que la agencia anunciara que no había encontrado más explosivos aparte de los que fueron hallados dentro de una tubería que entraba al búnker y dentro del propio escondite.

El agente especial del FBI Paul Bresson dijo en un mensaje electrónico el miércoles por la noche que los técnicos que revisaron la propiedad de 40 hectáreas (100 acres) en los días tras concluir el secuestro habían "completado su labor y declarado segura la escena del crimen".

"No se hallaron explosivos adicionales", indicó.

Bresson dijo que los equipos de evidencia estaban examinando la escena, un proceso que podría tomar hasta tres días adicionales. Una equipo federal de revisión de tiroteos estaba analizando también el episodio, que comenzó el 29 de enero y concluyó el lunes cuando Dykes murió en un enfrentamiento con el Equipo de Rescate de Rehenes del FBI.

El equipo, que es la unidad contraterrorismo de la agencia, asaltó el búnker y rescató al niño, dijo Pack. Entrenado en tácticas militares y equipado con armas y parafernalia de combate, el grupo fue formado hace 30 años en preparación para las Olimpiadas de Los Angeles.

Compuesto por agentes del FBI, algunos con experiencia militar previa, el equipo es emplazado en zonas problemáticas y ofrece ayuda a las oficinas locales de esta agencia en situaciones con rehenes. El equipo ha participado en 800 situaciones con rehenes en Estados Unidos y otros lugares desde 1983, informó el FBI.

"Como un equipo de élite en tácticas antiterroristas para la policía, el equipo es uno de los mejores, si no el mejor, en Estados Unidos", dijo Sean Joyce, subdirector del FBI, en un comunicado dado a conocer durante el enfrentamiento en Alabama.

De acuerdo con un funcionario, una decena de miembros de una unidad de construcción naval ayudó a las autoridades a construir una réplica del búnker para planear el asalto.