Los clubes de la liga Premier inglesa aprobaron el jueves los primeros controles de gastos en una de las principales ligas de Europa.

La UEFA advirtió el lunes que el fútbol europeo corre peligro ante el aumento descontrolado de los salarios, que han subido 40% en los principales clubes del continente en los cinco últimos años.

Y la liga Premier quiere asegurarse que no se desperdicien los 8.000 millones de dólares que espera generar con un nuevo contrato de derechos de televisión por tres años.

El subdirector de West Ham, David Gold, dijo que la mayoría de los clubes aprobaron los controles salariales.

"La mayoría de los clubes respaldaron el cambio y ahora depende de la junta de directores implementarlo... el apoyo fue abrumador", dijo Gold. "No todos los 20 clubes (votaron a favor), algunos tienen ciertas preocupaciones, pero, en general, la gran mayoría de los clubes votaron a favor".

De inmediato no se dieron detalles de las medidas, que tienen que ser ratificadas en abril por la junta de directores de la liga Premier.

Gold confirmó que la medida principal es "un control de gastos".

"Si (los clubes) aumenta sus ingresos, entonces pueden aumentar sus gastos", indicó. "Tenemos un control, y eso es lo importante".

Las reglas están diseñadas para evitar una crisis como la de Portsmouth, que en 2010 se convirtió en el primer club de la liga Premier que se acoge a la ley de quiebra.

"Lo que queremos es evitar otro caso como el de Portsmouth", dijo Gold.

Los equipos de la liga Premier que participan en las competencias europeas tienen que cumplir con las reglas de fair play financiero de la UEFA.