Cada vez más lejos de la punta en la Liga Premier, la prioridad de Chelsea ahora es evitar quedar afuera de los cuatro primeros lugares.

La derrota ante Newcastle el fin de semana pasado, después de un empate con Reading, ha visto peligrar su tercer puesto.

Tottenham está a solo un punto y podría desalojar a Chelsea si derrota a Newcastle el sábado y si Chelsea no vence a Wigan.

Las perspectivas de Chelsea de cortar una racha de cuatro partidos sin victorias — incluso dos empates en copas — se ven debilitadas por las lesiones que aquejan a dos jugares clave: el arquero Petr Cech se fracturó un dedo y el goleador Demba Ba, la nariz.

Pero puede que haya mejores noticias sobre el futuro de Frank Lampard.

Al mediocampista le habían dicho que no sería tenido en cuenta después de la temporada actual, pero cada gol y actuación influyente del futbolista internacional ha arrojado dudas sobre la sabiduría de dicha decisión.

A medida que el Chelsea ha ido perdiendo el rumbo, el descontento de los aficionados — ya en alza por la designación interina de Rafa Benítez como técnico — se ha incrementado por el aparente desprecio a la importancia de Lampard.

Aun a los 34 años, Lampard ha aportado diez goles en la Liga Premier, el doble que el delantero estelar Fernando Torres.

El periódico Daily Mail reporta el jueves que el propietario del club, Roman Abramovich, consideraba ofrecer a Lampard una extensión de su contrato por un año, versión que el club no comentó.

La versión circuló después que Lampard anotó el miércoles el gol de la victoria de Inglaterra sobre Brasil.

"Lamps ha venido haciendo eso durante años, y parece que lo sigue haciendo", comentó el volante Jack Wilshere, de Arsenal y la selección inglesa.

Arsenal es otro equipo que ve cómo se van desvaneciendo sus aspiraciones.

Pero la actuación descollante de Wilshere, de 21 años, contra Brasil estimulará al Arsenal a subir del sexto puesto en las posiciones, empezando el sábado con Sunderland.

"Es un jugador fantástico", opinó Lampard. "Tiene gran manejo de pelota, habilidad técnica y velocidad. Va a ser un grande".

En el tope, Manchester United parece encaminado al título, con nueve puntos de ventaja sobre Manchester City, y su búsqueda de un vigésimo título — un récord — parece al alcance de la mano.

"Uno espera que los jugadores se den cuenta de que la liga está a su alcance", dijo el veterano técnico del United, Alex Ferguson. "Evidentemente es un gran desafío y también tenemos la Copa FA y la Liga de Campeones, y será decisivo escoger el mejor equipo. Eso corre por mi cuenta y la de mis asistentes".

El domingo, United recibirá a Everton, que está encumbrado en la quinta posición, a tres puntos de Tottenham en la última plaza para la Liga de Campeones. Tottenham jugará con Newcastle el sábado.

El City también jugará el sábado contra Southampton, en busca de una victoria después de dos empates seguidos.

"El año pasado recuperamos ocho puntos en los últimos seis partidos", recordó el técnico del City, Roberto Mancini. "No todo ha terminado".

En la otra punta de la tabla, el colero Queens Park Rangers viajará el sábado a Swansea, y Wigan, amenazado por el descenso, se medirá con Chelsea.

Aston Villa, con cuatro puntos más que QPR pero solo por encima de Wigan por diferencia de gol, recibirá el domingo a West Ham.

Reading, dos puntos mejor que Wigan, viajará el sábado a Stoke, y Norwich enfrentará a Fulham.