Lewis Hamilton se estrelló con una barrera el miércoles en su primera prueba de pretemporada de la Fórmula Uno con su nuevo equipo Mercedes.

El piloto británico había logrado la segunda vuelta más rápida del día en el circuito de Jerez cuando su bólido pasó recto en una curva, superó la fosa de gravilla y chocó de frente con una barrera de neumáticos.

Hamilton salió sin ayuda del vehículo, pero la nariz de su bólido quedó dañada.

No fue un buen inicio de pretemporada para Mercedes, ya que su otro piloto Nico Rosberg sufrió un desperfecto el martes en el que se incendió la parte posterior de su bólido. Rosberg pudo continuar con las pruebas.