El canciller argentino Héctor Timerman afirmó el miércoles en Londres que si el Reino Unido aceptara las resoluciones de las Naciones Unidas que instan a dialogar con Argentina sobre la disputa de soberanía por las Islas Malvinas la controversia se resolvería "en mucho menos de 20 años".

"En mi fuero íntimo estoy convencido de que cuando el Reino Unido empiece a aceptar las resoluciones de Naciones Unidas y no se comporte como una potencia colonial esto se resuelve muy fácilmente, en mucho menos de 20 años", dijo el canciller en una rueda de prensa en la embajada argentina en Londres.

Timerman contestó así a un periodista que le había señalado que no eran "realistas" las declaraciones que hizo la víspera a la prensa inglesa señalando que en menos de dos décadas la Argentina controlará el archipiélago situado en el Atlántico sur y bajo dominio británico desde 1833.

"Como el Reino Unido insiste en pertenecer a las Naciones Unidas, yo tengo esperanza de que acepte las resoluciones de Naciones Unidas y cuando las acepte esto se resuelve muy rápidamente", recalcó con ironía el canciller.

Subrayó además que Argentina no busca "sancionar" a los habitantes de las Malvinas (Falklands), aunque advirtió que va a continuar las demandas contra las empresas --algunas británicas-- que buscan petróleo en las aguas del archipiélago "porque están robando parte de los recursos naturales que pertenecen al pueblo argentino".

Señaló que su país ha hecho "muchos intentos de mejorar la vida de los isleños". "Para nosotros ellos son ciudadanos argentinos y tienen todos los derechos sociales, civiles y políticos de los argentinos que nacieron" en la Argentina continental, indicó.

En 1982 el Reino Unido y Argentina libraron una breve guerra por las islas iniciada por el país sudamericano y en la que este último resultó derrotado. En los últimos años los cruces verbales entre los dos países se agudizaron. En particular, el referéndum que tendrá lugar en las Malvinas el 10 y 11 de marzo en el cual se preguntará a sus habitantes si quieren seguir siendo un territorio británico de ultramar reavivó las fricciones de Argentina con Gran Bretaña.

Sobre el concepto de "autodeterminación", el canciller dijo que las Naciones Unidas lo reconocen, pero señalan que "es para los pueblos nativos, y no para las naciones implantadas", tal como considera el gobierno argentino a la población que habita las islas.

El canciller se reunió en Londres con grupos europeos a favor del diálogo sobre el conflicto de Malvinas.

La cancillería argentina dijo en un comunicado que personalidades de la política y la cultura de 18 países europeos --a quienes no identificó-- se reunieron el miércoles en Londres con Timerman y suscribieron una declaración "convocando al diálogo entre la Argentina y el Reino Unido para resolver en forma pacífica y definitiva la disputa de soberanía...de acuerdo con las resoluciones aprobadas por las Naciones Unidas y los reiterados llamados de la comunidad internacional".

La declaración --que reprodujo la cancillería argentina-- afirma que "desde hace 180 años existe una controversia entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, que Gran Bretaña usurpó a Argentina en 1833". "Sin embargo, el gobierno del Reino Unido se niega a dialogar", señaló.

"Entretanto, el Reino Unido continúa realizando actividades unilaterales en el área de disputa en el Atlántico Sur -la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables", afirmó.

La declaración recuerda que la ONU ha instado a que Argentina y el Reino Unido encuentren una solución pacífica, teniendo en cuenta los intereses de los habitantes de las islas, y ha exhortado a ambas partes a negociar.