Por segundo día consecutivo el francés Alain Robert desafió las alturas en esta capital y trepó sin redes ni protección un edificio, esta vez la sede de una escuela primaria en La Habana Vieja.

"Estoy muy contento de subir aquí, porque esta parte de la ciudad es patrimonio de la humanidad", expresó Robert, de 50 años, a quien le tomó 15 minutos subir los tres pisos de una esbelta edificación en piedra con elegantes balcones restaurados y unos rosetones decorativos en su frontispicio mientras lo saludaban espectadores y curiosos.

La víspera el temerario, conocido como el "Hombre Araña" francés, escaló los 27 pisos del Hotel Habana Libre en el capitalino barrio del Vedado.

El martes, unos minutos antes de comenzar su ascenso a la escuela, los niños fueron sacados y observaron al hombre realizar su hazaña mientras le daban gritos de aliento. Y para cuando Robert terminó su ascenso, algunos de ellos incluso se lanzaron a imitarlo, infructuosamente.

Robert ya escaló estructuras conocidas como la otrora Torre Sears de Chicago, el Empire State Building de Nueva York y el puente Golden Gate de San Francisco, además hace dos años subió al edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa en Dubai, aunque para ese ascenso sí usó equipo de seguridad.