Al volante de su nuevo Mercedes, Lewis Hamilton se sintió complacido.

El piloto británico de 28 años, que dejó McLaren para pasarse a la escudería rival Mercedes en la actual temporada de la Fórmula Uno, probó el lunes el nuevo modelo y esbozó una sonrisa de satisfacción.

"Estoy feliz, es lo que les puedo decir", comentó Hamilton, campeón mundial en el 2008. "Tiene un motor Mercedes, de modo que tiene toda la potencia a la que yo estaba acostumbrado".

Hamilton tendrá como compañero a Nico Rosberg, y Mercedes espera reavivar el mismo espíritu competitivo que ambos demostraron cuando eran rivales en go-kart hace 13 años.

"Lo conozco desde hace más tiempo que cualquier otro piloto aquí", dijo de su compañero alemán. "Es un verdadero privilegio trabajar junto con él".

El director del equipo Ross Brawn dijo que "la dinámica" entre los dos pilotos será de vital importancia.

"Son buenos amigos", afirmó, y agregó que Hamilton era uno de los pilotos más veloces en el circuito. "Su velocidad es incuestionable, y ahora que Michael Schumacher se aproxima al final de su carrera, es un reemplazo fantástico".

El primero en probar la máquina nueva fue Rosberg, quien dijo sentirse muy bien.

El alemán de 27 años comentó que el cambio de compañero era positivo.

"Es un nuevo comienzo. Vamos a presionarnos mutuamente", dijo Rosberg, y acotó que todo el equipo era consciente de la necesidad de tener que mejorar la única victoria de la temporada anterior. "Tenemos que cerrar la brecha con otros equipos".

Brawn afirmó que Mercedes usará en esta temporada dos equipos de desarrollo paralelos, "uno para desarrollar el auto del año próximo y otro para este".

El año pasado, el desempeño del bólido se vio afectado cuando los ingenieros empezaron a concentrarse en desarrollar el modelo nuevo, explicó.

"No quiero que nos debilitemos en el 2013 tal como el año pasado", dijo Brawn, y agregó que el auto tenía avances técnicos. "Hay muchas innovaciones debajo del chasis que me complacen".

Pronto se agregarán otras mejoras al modelo, empezando con un alerón delantero, que sería puesto a prueba el martes.

Hamilton se manifestó confiado de que Mercedes acorte la brecha con sus rivales en la temporada actual.

"En la temporada pasada a veces estábamos a casi dos segundos, pero espero un gran progreso", confió Hamilton, y dijo que todavía tenía mucho que aprender sobre el auto.