Para coronar una postemporada perfecta, Joe Flacco completó 22 de 33 pases para 287 yardas y tres anotaciones en la primera mitad el domingo con lo que se ganó el honor de ser el Jugador Más Valioso del Super Bowl al liderar a los Ravens de Baltimore a una victoria por 34-31 sobre los 49ers de San Francisco.

Flacco se convirtió en apenas el sexto quarterback en los 47 Super Bowls en lanzar para tres touchdowns en la primera mitad, al conectar con Anquan Boldin para 13 yardas, Dennis Pitta por 1 yarda, y Jacoby Jones pase de 56 yardas.

Y el individuo modesto que jugó en la Universidad en Delaware completó el trayecto de cuatro partidos de Baltimore hacia el título con 11 pases de touchdown y cero intercepciones. Una impresionante racha que incluyó victorias como visitante contra dos de los mejores quarterbacks de la liga: Peyton Manning y Tom Brady.

El desempeño de Flacco en la segunda mitad fue más para evitar grandes errores que ser espectacular. Había ayudado a Baltimore a tomar una ventaja de 21-6 al descanso, la cual creció a 28-6 cuando Jones devolvió 108 yardas la patada de salida de la segunda mitad para anotación.

Ahí, cambiaron las cosas.

Primero, se produjo el apagón dentro del estadio, lo que retrasó las acciones por más de media hora. Y al reanudarse el trámite San Francisco anotó rápidamente 17 puntos consecutivos para apretar el partido.

Los Ravens soportaron el embate con dos goles de campo del novato Justin Tucker, y la defensiva con Ray Lewis al frente deteniendo a los 49ers en una cuarta y cinco por anotar.

"Estaba ahí sentado pensando, 'No hay manera. No hay manera que los paremos aquí''', dijo Flacco. "Pero sí los paramos".

Ni Flacco ni sus compañeros parecían listos cuando acabó la temporada. Después de todo, los Ravens habían perdido cuatro de sus últimos partidos para llegar tambaleándose a la postemporada.

Y Flacco, en su quinto año como profesional, terminó como 12do de 32 en su calificación como pasador en 87.7 — muy por atrás del 108 del líder Aaron Rodgers.

Pero él y su equipo sí brillaron cuando los resultados importaban más.

"Les digo una cosa: No fue fácil", dijo Flacco. "Pero esa es la manera en que es la ciudad de Baltimore. Así somos".