Tanto en la cancha como en los laterales, el Heat de Miami estará bien representado en el Juego de Estrellas de la NBA de este mes.

LeBron James anotó 30 puntos y Chris Bosh otros 28 en contra de su ex equipo y el Heat de Miami derrotó el domingo por 100-85 a Toronto, para sumar su décima victoria consecutiva contra los Raptors.

La victoria garantiza a Miami el primer lugar en la Conferencia del Este hasta el 3 de febrero, varios puntos porcentuales delante de los Knicks de Nueva York. Esto significa que el entrenador del Heat, Erik Spoelstra y su equipo estarán a cargo cuando los participantes del Juego de Estrellas se enfrenten en Houston en dos semanas.

"Es increíble", dijo James. "Es un testimonio de la preparación de nuestro entrenador. Como jugadores salimos y simplemente tratamos de ejecutar su plan de juego. Estamos felices por ellos".

Spoelstra, el entrenador que llevó al Heat al campeonato de la NBA el año pasado, dijo que el Juego de Estrellas es "todo un honor".

"Estamos felices de ir, estamos emocionados", dijo Spoelstra. "Uno no pasa tiempo pensando sobre ello hasta que sucede, uno sólo trata de preparar a su equipo y asegurarse de tener el mejor récord. Ahora que sucedió, es increíble. Estamos aprovechando lo más que se pueda. Nuestro equipo está emocionado por eso. Nuestros jugadores nos felicitaron".

Dwyane Wade agregó 23 puntos para un Heat que se recuperó de su derrota el viernes por 102-89 en Indiana, asegurando que la fiesta que organizaron para ver el Super Bowl estuviese animada.

"Es bueno conseguir esto tan cerca como visitantes para que podamos disfrutar de esta tarde y del segundo partido", dijo Spoelstra.

El miércoles, James se mostró disgustado después de enterarse de que se perdería el Super Bowl porque iría de regreso a Florida después del partido. El avión privado del Heat no está equipado con televisión satelital ni con internet inalámbrico.

Para complacer a James, el Heat aplazó su regreso a casa para el lunes cuando se enfrentará contra Charlotte y así todos pudieron disfrutar del partido de la final de la NFL.

Rudy Gay lideró a los Raptors con 29 puntos y DeMar DeRozan sumó otros 27. Kyle Lowry anotó 10 puntos y Aaron Gray consiguió 12 rebotes para los Raptors, que han perdido cuatro de cinco partidos.

En tanto en Michigan, en una temporada repleta de agitación y frustración, esta hubiera sido una derrota particularmente exasperante para los Lakers de Los Angeles.

Steve Nash, uno de los mejores lanzadores de tiros libres en la historia de la NBA, falló dos y dio a los Pistons de Detroit una oportunidad más de ganar con un solo enceste. Kyle Singler falló un tiro elevado y el novato Andre Drummond trató de encestar con el español Pau Gasol defendiendo.

Aun así los Lakers mantuvieron la victoria 98-97.

"Ahora cada partido es como un juego de eliminatoria para nosotros", dijo Mike D'Antoni, entrenador de Los Angeles. "Y algo loco siempre sucede en los juegos de eliminatoria".

Gasol metió 23 puntos, capturó 10 rebotes y se lució al disputar un intento de canasta de Detroit en el último segundo para ayudar a los Lakers. Los Angeles arruinaron una ventaja de 18 puntos en el tercer periodo, pero superaron dificultades con tiros libres en los últimos minutos para ganar por quinta ocasión en seis partidos.

En el tercer partido de la jornada, los Celtics de Boston vencieron 106-104 a Clippers de Los Angeles con 22 puntos de Paul Pierce y 14 del brasileño Leandro Barbosa.