El líder de la oposición en España instó a renunciar al jefe de gobierno, Mariano Rajoy, para permitir que otra persona dirija el gobierno en vista del escándalo por presunta corrupción que envuelve al gobernante Partido Popular.

Alfredo Pérez Rubalcaba, cabeza del Partido Socialista Obrero Español, el PSOE, afirmó el domingo que hay serias dudas sobre la credibilidad de Rajoy después de las denuncias en la prensa de que él y otros dirigentes de su partido recibieron pagos secretos.

El sábado, Rajoy negó toda irregularidad y prometió revelar públicamente sus cuentas personales. Pero la inquietud pública motivó varias demostraciones en numerosas ciudades españolas para exigir su renuncia.

Esteban González Pons, uno de los principales aliados políticos de Rajoy, salió en defensa del gobierno diciendo que "España necesita ayuda, y no más castigo".