En un ambiente con música a alto volumen, la escudería británica Red Bull presentó el domingo su bólido RB9 con el que confía lograr su cuarto título consecutivo en el campeonato de pilotos y en el de constructores.

El tricampeón mundial actual, el alemán Sebastian Vettel, y su compañero Mark Webber presentaron un vehículo pintado de púrpura para promover al nuevo patrocinador al título, pero al parecer el auto tiene pocos cambios tecnológicos sobresalientes.

"Es en gran medida un automóvil muy evolutivo con un elemento misterioso oculto entre los detalles, ya que hemos corregido algunas cosas respecto de 2012", dijo el jefe técnico Adrian Newey, que diseñó la más reciente versión para Red Bull.

El australiano Webber tendrá el martes la primera oportunidad de conducir el RB9 durante las pruebas en Jerez.

Red Bull confía en que Vettel logre el cuarto título consecutivo para el equipo en la campaña 2013 que comienza el 17 de marzo con el Gran Premio de Australia.

"Estoy muy emocionado", dijo el piloto alemán. "Hay que ver ahora si el vehículo funciona tan bien como luce".

"Todo empieza de nuevo de cero; será un desafío muy difícil", apuntó.

Newey conservó en el bólido la nariz escalonada con un panel corto para cubrir el desgarbado frente. El vehículo prescinde de la ranura de enfriamiento del piloto y Newey cambió los colores.

La presentación tuvo lugar en un escenario estridente con un fondo oscuro, antes de que música a alto volumen acompañara un video llamado "The Rhythm of the Factory" (El ritmo de la fábrica) en el que se mostró cómo se construyó el bólido.

"Estoy ansioso de subir el martes al auto", dijo Webber, quien ha estado siete campañas con la escudería. "He estado mucho tiempo en los vehículos de Adrian, y puedo confiar en ellos".

Vettel ganó el título en 2012 apenas por tres puntos sobre Fernando Alonso, de Ferrari, y ambos pilotos se perfilan como los dos principales contrincantes de esta campaña.

"La gente espera algo (de Red Bull) pero más que eso esperamos tener un buen desempeño nosotros", expresó Vettel. "Hay mucha presión. Me emociona volver a subir al auto, ir a competir".

"Será difícil vencer a Mark, a los otros competidores, a las otras escuderías", agregó.