Liverpool le hizo un gran favor el domingo a su clásico rival Manchester United al contener al Manchester City a un empate 2-2 para dejar a los campeones vigentes a nueve puntos de sus vecinos en la contienda por el título de la liga Premier del fútbol inglés.

Un gol del argentino Sergio Agüero a los 79 minutos sirvió para darle al City un punto escasamente merecido y que será de poco alivio para el entrenador Roberto Mancini, cuyo equipo ha cedido cuatro puntos en seis días y pasa apuros para no perderle pisada al implacable United.

El City se adelantó a los 23 minutos con el gol del atacante bosnio Edin Dzeko, pero Liverpool le dio la vuelta al marcador con los tantos de Daniel Sturridge (29) y Steven Gerrard (73).

En uno de sus desempeños más deslucidos como local esta campaña, el City no pudo con el vértigo de los delanteros de Liverpool: el uruguayo Luis Suárez y Sturridge.

"Siete o nueve puntos no cambia (nada); creo que podemos recuperarlo", afirmó Mancini.

Tottenham venció 1-0 a West Bromwich Albion en el otro partido gracias a otro estupendo gol de Gareth Bale y ahora está sólo un punto atrás de Chelsea, que marcha en tercer lugar.

El partido cambió luego de la expulsión del zaguero macedonio Goran Popov de West Brom a los 48 minutos por escupir en dirección del lateral Kyle Walker de los Spurs. Bale anotó 19 minutos después.

Liverpool se mantuvo en el séptimo sitio de la tabla, nueve unidades detrás de los Spurs y a seis del Everton, que se ubica en quinto sitio y ocupa la única posición de la liga que permite acudir a la Liga Europa. Los Reds aún no ha podido ganarle en esta temporada a equipos que se encuentra en la parte alta de la tabla.