Tim Duncan estuvo sobre el piso varios minutos, sujetándose la pierna izquierda. Entonces fue ayudado a dirigirse hacia el cuarto de los preparadores físicos por sus compañeros Stephen Jackson y DeJuan Blair.

Y así, despareció toda la emoción por otra victoria de San Antonio.

Duncan sufrió esguince en la rodilla izquierda y el tobillo derecho en la primera mitad del juego, pero los Spurs ganaron el sábado por 96-86 a los Wizards de Washington para su 10ma victoria consecutiva.

Tony Parker anotó 19 tantos, Danny Green agregó 15 y el brasileño Tiago Splitter tuvo 12 por San Antonio (38-11), que ha ganado 18 al hilo en casa.

Splitter tuvo además siete rebotes y dos asistencias en casi 30 minutos en la cancha.

Duncan salió de los vestidores sin hablar con reporteros, pero Parker dijo que habló después del juego con él.

"Él está bien, está bien", dijo Parkerd. "No es nada grande. Estoy seguro que (el entrenador en jefe Gregg Popovich) va a estar muy consciente sobre su rodilla y ya veremos", agregó.

La lesión pareció ser mucho peor al caer Duncan cuando restaban 3:54 minutos de juego del segundo cuarto.

El jugador de Washington Martell Webster cayó en la parte posterior de las piernas de Duncan cuando disputaba un rebote. Los espectadores expresaron estupefacción mientras el dos veces Jugador Más Valioso de la NBA permanecía sobre la duela. El juego continuó, lo que motivó a Popovich a gritar continuamente pidiendo tiempo.

"Eso fue espeluznante al verlo", dijo el entrenador en jefe de Washington Randy Wittman. "Esas (ocasiones) son siempre las que uno no quiere ver; cuando un tipo cae sobre ti mientras tus pies están plantados en el piso. Acabo de hablar con sus médicos y dijeron que va a estar bien", comentó.

Duncan regresó a la alineación después de perderse los últimos cuatro juegos por dolor en la rodilla izquierda. Duncan, recientemente seleccionado para su 14to Juego de Estrellas, está promediando 17,5 puntos y 9,8 rebotes por juego esta temporada.

La multitud dio a Duncan una ovación fuerte cuando se puso de pie y fue ayudado a salir de la cancha. Entonces los aficionados comenzaron a entonar al unísono "Vamos Spurs", lo cual pareció ayudar al equipo a sobreponerse al impacto de la lesión.

San Antonio cerró la primera mitad con un ataque de 11-3, con Parker registrando dos puntos y dos asistencias, y llegó al descanso con ventaja de 51-26.

Duncan anotó ocho puntos y ganó cinco rebotes en 13 minutos antes de las lesiones, ayudando a San Antonio a tener un inicio rápido.

John Wall encestó 21 unidades y Martell Webster aportó 14 para Washington (11-35), que ha perdido 13 en fila ante San Antonio.

El también brasileño Nené anotó 11 puntos para Washington, además de que registró seis rebotes y seis asistencias durante poco más de 28 minutos.

En Cleveland, Kyrie Irving anotó 35 puntos, incluidos 13 en los últimos 2:52 minutos, para que los Cavaliers de Cleveland sorprendieran al Thunder de Oklahoma City al imponerse por 115-110.

Una noche después de señalar que le faltaba interés, durante una derrota en Detroit, Irving lució simplemente espectacular en la recta final del encuentro. Prácticamente solo, liquidó a uno de los mejores equipos de la NBA, al embocar sus últimos cinco disparos y demostrar por qué se le ha elegido para el Juego de Estrellas a los 20 años.

Su mejor disparo fue un triple, a 42 segundos del final, con lo que el marcador se colocó en 113-108.

Kevin Durant anotó 32 puntos y Russell Westbrook agregó 28 por el Thunder, que llegó al encuentro con un récord de 35-11 y con la mejor foja de la liga en cancha ajena. Durant abandonó brevemente el duelo en el tercer periodo con un golpe en la costilla, pero regresó y anotó 13 puntos en el último cuarto.

Sin embargo, no fue suficiente para eclipsar a Irving, quien envió al Thunder a casa con una derrota.

Marreese Speights anotó 21 puntos, incluidos ocho seguidos en el cuarto periodo, cuando los reservistas dieron la ventaja a Cleveland.

En otros resultados de la jornada: Chicago venció a Atlanta por 93- 76;

Nueva York a Sacramento por 120-81; Houston a Charlotte por 109- 95; y Minnesota a Nueva Orleáns por 115-86.

Milwaukee 107, Orlando 98; Portland 105, Utah 99, y Golden State superó a Phoenix por 113-93.