Un apagón en el Super Bowl provocó que el máximo acontecimiento deportivo de Estados Unidos se interrumpiera durante más de media hora al domingo, pero el partido ofreció un vibrante desenlace que culminó con Joe Flacco y los Ravens de Baltimore como los campeones de la NFL al vencer 34-31 a los 49ers de San Francisco.

Flacco lanzó tres pases de touchdown en la primera mitad para coronar una postemporada de 11 anotaciones sin ninguna intercepción. Además, Jacoby Jones fijó un récord al anotar con una carrera de 108 yardas al devolver la patada de arranque del segundo tiempo que puso a Baltimore al frente por 22 puntos.

Pero lo insólito se produjo instantes después. El Superdome, el estadio bajo techo de Nueva Orleáns, se quedó sin luz.

Cuando el duelo se puedo reanudar, tras una demorada de 34 minutos, los 49ers reaccionaron con 17 puntos consecutivos y se pusieron a tiro, 31-29.

Pero la defensa de Baltimore se plantó firme al frenar a San Francisco en una cuarta oportunidad y gol desde la yarda 5 y menos de dos minutos por jugar.