El presidente francés Francois Hollande aterrizó en la mítica ciudad malí de Tombuctú.

El líder francés está realizando una escala triunfal en la ciudad que liberaron las fuerzas de su país hace seis días de extremistas vinculados a al-Qaida que tomaron el norte de Mali el año pasado.

La capitana Sarah, una vocera de las fuerzas armadas francesas quien sólo proporcionó su nombre en cumplimiento del protocolo militar, confirmó que Hollande llegó la mañana del sábado.

Él se dirigía a la gran mezquita de la ciudad, donde lo esperaban dignatarios vistiendo turbantes.

Aproximadamente 800 soldados franceses participaron en el esfuerzo para liberar Tombuctú, incluidos cientos de paracaidistas que aterrizaron en dunas cercanas.

Francia lanzó una ofensiva militar en su ex colonia hace tres semanas. A pesar de un éxito inicial, algunos temen lo que ocurrirá una vez que se vayan los franceses.