La sensacional temporada de Adrian Peterson, quien estuvo a escasas de yardas de batir el récord de acarreos en una temporada, le valió el sábado el premio de The Associated Press al Jugador Más Valioso de la NFL 2012.

El running back de los Vikings de Minnesota, que reapareció tras someterse a una operación en la rodilla, también fue consagrado como el mejor jugador ofensivo de la temporada.

Peterson logró 2.019 yardas en la campaña, a tan sólo nueve de eclipsar el récord de acarreos de Eric Dickerson. Peterson venció en la votación a Peyton Manning, quien cumplió su primera temporada como quarterback de los Broncos de Denver. Manning no pudo incrementar a cinco su récord de galardones al Más Valioso.

De acuerdo con la votación en la que participaron 50 periodistas en Estados Unidos que cubren la NFL, Peterson recibió 30,5 adhesiones. Manning se quedó con los otros 19,5 votos.

Peterson fue artífice para que los Vikings repuntaran de una foja 3-13 la temporada previa a una marca 10-6 que les permitió clasificarse a los playoffs como wild card.

Es el primer running back en ganar el premio desde que LaDainian Tomlinson lo hizo en 2006.

Dentro de una batalla de brillantes quarterbacks, Robert Griffin III de los Redskins de Washington fue premiado como el Novato del Año tras vencer a Andrew Luck (Indianápolis) y Russell Wilson (Seattle)

"Es verdaderamente una bendición poder estar aquí, el poder estar de pie, que es lo más importante", dijo Griffin, quien el mes pasado se tuvo que operar la rodilla.

Añadió que en la próxima temporada "ya verán a un mejor Robert Griffin".

Bruce Arians se convirtió en el primer entrenador interino que recibe el premio al Entrenador del Año

Recientemente designado entrenador en Arizona, Arias tomó las riendas de los Colts de Indianápolis en septiembre cuando Chuck Pagano fue diagnosticado con leucemia. El récord de los Colts con Arians fue de 9-3 e Indianápolis se clasificó a los playoffs con foja de 10-6.

"No hay palabras para describir las sensaciones del último año", dijo Arians, contratado por los Cardinals a fines de enero. "Esto es como la cereza en el pastel, con crema batida y todo lo que se le quiera poner encima".

El Defensa del Año fue J.J. Watt, un end de los Texans de Houston que ganó con un abrumador respaldo de 49 votos. El otro voto fue para Von Miller de Denver.

Y el linebacker Luke Kuechly (Carolina), líder de tacleadas de la liga con 164) fue premiado como el Mejor Novato Defensivo.