La cifra de muertos por un ataque del Talibán a un puesto militar en el noroeste de Pakistán subió a 23, dijeron funcionarios. Además murieron doce atacantes.

Dos funcionarios de seguridad dijeron el sábado que nueve soldados y cuatro miembros de la Fuerza Policial Fronteriza que vigila áreas tribales murieron durante el asalto al puesto en el poblado de Serai Naurang en la provincia se Khyber Pakhtunkhwa.

Agregaron que los extremistas islámicos mataron a 10 civiles en una casa cercana, incluidas tres mujeres y tres niños.

Ambos funcionarios pidieron no ser identificados debido a que no están autorizados a hablar con la prensa.