Una estadounidense que desapareció en Turquía apareció muerta en Estambul y la policía detuvo a nueve personas en relación con el caso, informó la agencia noticiosa estatal turca.

Sarai Sierra, de 33 años, madre de dos niños, desapareció mientras pasaba sus vacaciones sola en Estambul. La última vez que se tuvieron noticias de ella fue el 21 de enero, el mismo día en que debía regresar a su país.

El cadáver fue descubierto el sábado cerca de las ruinas de una antigua ciudad en un barrio humilde.

La agencia Anadolu dijo que la policía detuvo a nueve personas en Estambul a fin de interrogarlas. No dio otra información sobre los arrestos.