Las autoridades guatemaltecas capturaron a dos hombres acusados de haber participado en el asesinato de dos niñas y dos mujeres el 16 de enero y que conmocionaron a la población guatemalteca.

Los capturados son Edilberto Otoniel Orozco Orozco y su hijo Darwin Edilberto Orozco Miranda quienes habrían coordinado y participado en los crímenes junto a otras dos personas que aún permanecen prófugas.

Según el Ministro de Gobernación Mauricio López Bonilla, tras análisis de información lograron determinar el recorrido de los agresores con sus víctimas. Indicó que las mujeres adultas fueron ejecutadas en el lugar, mientras que las niñas fueron asfixiadas en una zona aledaña,

Según las autoridades, padre e hijo fueron detenidos tras obtener las imágenes de cámaras de vigilancia que muestran los recorridos del vehículo que utilizaron, así como seguimiento a llamadas de teléfono hechas entre ellos durante los crímenes.

Dos días después del crimen las mujeres fueron identificadas como Carmen Tuz Franco de 33 años, sus hijas de 6 y 12 años y su hermana Silvia Maite Gaitán Franco.

La fiscal general Claudia Paz dijo que no tiene aún el móvil del crimen, pero que está bajo investigación.

"Uno de los perpetradores está relacionado con dos casos anteriores que ocurrieron en abril de 2012, hubo dos tentativas de asesinato", dijo.

La fiscal general consideró que han avanzado en casos de violencia contra la mujer y dijo que presentaron acusación en poco más de la mitad de los 585 casos que recibieron el año anterior, de los cuales dijo en 185 obtuvo sentencias.

La aparición de los cuerpos de las dos niñas en una zona capitalina, en horas de la madrugada del 16 de enero, conmocionó a la población. Los cuerpos de la madre y la tía de las menores fueron localizados en otras dos zonas de la ciudad. Las niñas habían sido estranguladas y aún vestían sus pijamas. Las dos mujeres murieron de disparos en la cabeza.

En Guatemala diariamente mueren alrededor de 14 personas en forma violenta. Aunque las autoridades y algunos expertos aseguran que los crímenes han disminuido, organizaciones de derechos humanos y en defensa de las mujeres han expresado su preocupación por el incremento de la saña en la violencia especialmente hacia las mujeres. El Ministerio Público ha dicho que actualmente tiene un 35% por ciento de efectividad en su labor.