El delantero del Real Madrid, José Callejón, dijo que los insultos racistas en los estadios de fútbol son imposibles de controlar y suceden en todos los países.

El jugador del Barcelona, Dani Alves, denunció que fue víctima de insultos racistas el miércoles en el partido contra el Madrid en el estadio Santiago Bernabéu por las semifinales de la Copa del Rey.

"Uno de los clubes que ha sufrido más insultos racistas ha sido el Real Madrid. Nos ha pasado y es un tema incontrolable", expresó Callejón el viernes. "Se produce en todos los países. Con Boateng pasó en Italia y es un tema que preocupa y que esperemos que finalice de una vez por todas".

Alves dijo que un sector de la grada del Bernabéu imitó gritos de monos para insultarlo.

Callejón también confirmó los reportes de la prensa español de que el delantero del Barcelona, Lionel Messi, llamó "muñeco de Mourinho" al asistente Aitor Karanka después del encuentro.

"Lo de Aitor lo vi porque estaba detrás de él. Es verdad que le llamó 'muñeco de Mourinho''', relató. "Es normal que dentro del terreno de juego estemos calientes y digamos cosas de las que luego nos arrepentimos".